Muchos somos los que empezábamos a temblar en el preciso momento de tener que apretar los tornillos de nuestra moto, hasta que descubrimos la llave dinamométrica. Con su ruedecilla de ajuste la ajustamos al par que necesitamos y nos avisa con un “click” en el momento en que se alcanza, así de fácil.

En el vídeo siguiente veremos como ajustarla, la base de su funcionamiento y como funciona. Esperamos os guste.

 

 

0 90