Motores eléctricos

En el anterior post comentamos los dos tipos de motores más comunes que nos podemos encontrar y vimos un vídeo donde de forma gráfica se nos explicaba el funcionamiento del motor con escobillas.

Hoy hablaremos del motor sin escobillas o brushless. Una de las diferencias que enseguida podemos observar de su funcionamiento, es que los imanes permanentes en este caso se encuentran en el rotor, parte giratoria del motor. Los bobinados que crean los campos magnéticos en el motor brusless se encuentran en la parte del stator, y como podremos ver en el vídeo de hoy, crea tres campos magnéticos que alternarán según las necesidades del régimen de giro del motor. Enseguida nos damos cuenta que en este tipo de motor ya no se realiza la conmutación de los polos el contacto entre la pista del rotor y las escobillas, esto por una parte es bueno ya que eliminamos una importante fricción y su consecuente pérdida de potencia, pero como veremos en posteriores posts también tendrá algún que otro inconveniente.

Intentando explicarlo de forma resumida, el motor tiene 3 sensores hall que indican a un controlador externo la posición de giro que se encuentra constantemente el motor y como consecuencia de la información recibida el controlador interactua adaptando los campos magnéticos a las necesidades de cada momento. Alguno ya se habrá dado cuenta que en este caso dependemos siempre del controlador, pues la verdad es cierto, pero en el próximo posts comentaremos los Pros y Contras de cada sistema.

 

 

0 191